Donantes de órganos y sus familias honrados en ceremonia de Driscoll

CORPUS CHRISTI – Las familias de los niños cuyos órganos fueron donados para que otros puedan vivir fueron honradas en una conmovedora ceremonia el 10 de Noviembre en el Hospital Pediátrico Driscoll. Más de 100 personas, incluyendo familias, líderes de Driscoll, médicos y otros profesionales de la salud, se reunieron en el auditorio para conmemorar las vidas de los donantes.

“Es fundamental reconocer estos niños que se convirtieron en donantes de órganos y sus familias que permitieron este regalo,” dijo Karl Serrao, MD, Intensivista de Cuidados Críticos en Driscoll. “Los donantes han dejado un legado duradero e indeleble y nosotros en el Hospital Pediátrico Driscoll queremos celebrar con las familias. Estos donantes de órganos son héroes, ya que están salvando vidas.”

A partir del 14 de Noviembre, 10 donantes en el Hospital de niños de Driscoll han salvado las vidas de más de 40 personas, dijo el Dr. Serrao.

Se trata de la segunda ceremonia en honor a donantes de órganos de Driscoll y sus familias. En 2010, se celebró una ceremonia para inaugurar la pared de donantes de órgano del hospital, en la que los nombres de los donantes son inscritos en semillas flotantes. El Dr. Serrao dijo que espera tener una ceremonia de donantes de órganos anualmente y concientizar a la comunidad sobre la importancia de la donación de órganos.

“Queremos motivar a todos a que se sientan inspirados por estos niños y sus familias y se conviertan en donantes inscritos”.

El Dr. Serrao agregó, aquellos que deseen convertirse en donantes de órganos pueden registrarse en www.donatelifetexas.org.