Enfermedades Infecciosas

La lucha contra enfermedades infecciosas es mucho más fácil hoy que en el pasado. Con una higiene adecuada y precauciones adecuadas, además de numerosas vacunas y tecnología médica avanzando rápidamente, las personas están mejor preparadas que nunca para evitar enfermarse.

Proporcionamos:

  • Evaluación y control de los bebés, niños y adolescentes con infecciones inusuales o graves
  • Tratamiento de infecciones en bebés, niños y adolescentes inmunocomprometidos
  • Diagnóstico de fiebre de origen desconocida. Control de niños bajo tratamiento de antibióticos intravenosos en casa
  • Consejos de inmunización para infantes, niños y adolescentes que viajan al extranjero

Prevención de infecciones

La prevención es la clave para combatir muchas enfermedades infecciosas. Parte de la prevención de propagación de una enfermedad infecciosa incluye:

  • técnicas de lavado apropiado de manos
  • seguir el calendario nacional de vacunación recomendado para niños y adultos
  • tomar medicamentos correctamente

A veces, aun con prevención adecuada, una enfermedad es inevitable. Algunas razones pueden incluir los siguientes:

  • evolución de enfermedades fármaco-resistentes
  • cambios en el entorno de una persona
  • aumento de viajes
  • uso inadecuado de medicamentos recetados
  • falta de atención a la higiene personal correcta

¿Qué es el MRSA (por sus siglas en Inglés)?

El organismo Staphylococcus aureus se encuentra en la piel de muchas personas y parece no causar problemas mayores. Sin embargo, si entra al cuerpo, por ejemplo debajo de la piel o en los pulmones, puede causar infecciones tales como forúnculos o neumonía. Individuos que portan este organismo generalmente son sanos, no tienen problemas y se consideran simplemente portadores del organismo.

El término MRSA o Staphylococcus aureus resistente a meticilina se utiliza para describir ejemplos de este organismo que son resistentes a antibióticos utilizados comúnmente. Meticilina es un antibiótico usado hace muchos años para tratar a pacientes con infecciones de estafilococo aureus. Ya no se utiliza excepto como un medio de identificar este tipo particular de resistencia a los antibióticos.

Las personas pueden convertirse en portadores de MRSA en la misma forma que pueden llegar a ser portadores de Staphylococcus aureus ordinario que es por medio de contacto físico con el organismo. Si el organismo se encuentra en la piel se puede pasar a otros por contacto físico. Si el organismo está en la nariz o se asocia con los pulmones en lugar de la piel, puede propagarse por gotitas de la nariz y la boca. Podemos averiguar si un paciente tiene Staphylococcus aureus y donde se encuentra tomando varias muestras, enviándolas al laboratorio y cultivando el organismo. Exámenes hechos a cualquier Staphylococcus aureus cultivado de estas muestras puede entonces decidir cuán sensible es el organismo a los antibióticos y si es un organismo resistente a la meticilino (MRSA). Estos exámenes suelen tardar 2-3 días.

Para consultas, citas y asistencia llame a: (361) 694-5434 o (800) 700-8846.