Radiología

Escáner de Imágenes por Resonancia Magnética (MRI)

Una Resonancia Magnética (MRI):

A su hijo(a) le han dado cita para una resonancia magnética. Por favor, llegue 30 minutos antes de la hora de la cita. Así le dará tiempo para registrar a su hijo(a) antes del examen.

Por favor traiga: 

  • La tarjeta del seguro de su hijo(a)
  • Una lista de los medicamentos que su hijo(a) está tomando actualmente ( tanto los recetados como los comprados sin receta)
  • La tarjeta de las vacunas de su hijo(a)
  • La tarjeta de identificación Express de su hijo(a) si tiene una.

Uno de los padres podría permanecer en la sala de las resonancias magnéticas durante la prueba, siempre y cuando pasen la prueba de seguridad en el entorno magnético. Para entrar al cuarto de las resonancias magnéticas, los padres no deberían llevar maquillaje o cremas con escarcha en polvo o en copos o con apariencia metálica o ropa con lentejuelas, escarcha o hilos metálicos. El técnico le pedirá que llene un formulario con varias preguntas de seguridad y le dará información acerca de lo que está y no está permitido en el área de la resonancia magnética.

¿Qué es la Resonancia Magnética? (MRI)

La Resonancia Magnética es un tipo de diagnóstico que escanea una parte del cuerpo. Esta prueba usa ondas de radio y poderosos imanes para crear una imagen. La resonancia magnética a menudo puede proporcionar a los doctores información acerca de diferentes partes del cuerpo. No se usa radiación durante la resonancia magnética.

Preparándose para la Prueba

Durante el procedimiento, su hijo(a) tendrá que estarse muy quieto(a). Si su hijo(a) no se puede estar quieto(a) o tiene menos de 7 años, probablemente necesitará anestesia. Normalmente esto se determina cuando se da la cita para el examen. Los pacientes que necesitan anestesia irán al departamento de Cirugía Ambulatoria para prepararse para su resonancia magnética.

Si su hijo(a) no necesita anestesia, vendrán al Departamento de Radiología. Uno de los técnicos de la resonancia magnética (la persona que hará el examen de su hijo(a) le explicará cómo se va a realizar el examen. Podríamos poner una línea intravenosa. Una línea intravenosa es un tubito de plástico insertado con una aguja en el brazo o mano de su hijo(a). Es muy importante que su hijo(a) se esté muy quieto(a) cuando ponemos la línea intravenosa. Su apoyo como padres es importante.

NO PUEDEN ENTRAR OBJETOS Metálicos EN EL Escáner

Durante la Prueba

El técnico podrá ver, oír y hablar con su hijo(a) en todo momento a través de un intercomunicador de dos vías. Los exámenes mediante resonancia magnética incluyen múltiples imágenes, las cuales tardarán varios minutos. Su hijo(a) será colocado(a) en la mesa de examen. El extremo parece un donut con un agujero. La prueba que su hijos(a) va a tener podría requerir medicina. Es importante que su hijo(a) se esté muy quieto mientras tomamos las imágenes. Para algunas imágenes, le podríamos pedir a su hijo(a) que aguante la respiración. Cuando se estén tomando las imágenes, su hijo(a) oirá golpecitos o ruidos.

Después de la Prueba

Hay una espera corta mientras se revisan las imágenes. Cuando finalice la revisión, su hijo(a) se podrá ir. El radiólogo le enviará entonces los resultados de la prueba al doctor de su hijo(a).

Preguntas Más Frecuentes Acerca del Examen

¿Cuánto tardará el examen?

Una resonancia magnética tarda generalmente (1) una hora en completarse.

¿Cuándo sabré los resultados del examen?

El técnico en radiología le hará saber a su doctor los resultados de la prueba de su hijo(a). Su doctor entonces discutirá los resultados del examen con usted.

¿Podría tener mi hijo(a) una reacción al contraste usado en el examen?

Cualquier niño(a) podría experimentar una reacción. Los niños(a) que tienen más riesgo son los que padecen de asma, sensibilidad a medicamentos o a un alérgeno (cualquier cosa que pueda causar una reacción alérgica), insuficiencia cardiaca y menos de 12 meses de edad.

Las posibles reacciones serían una sensación de calor, náusea, vómitos, ronchas, congestión, problemas de respiración, apnea (parar de respirar), dolores en el pecho y como con muchas de las medicinas que se administran, hay la posibilidad de una reacción grave, la cual podría resultar en fallecimiento.